Hay mucho sufrimiento después de un accidente automovilístico. Al tratar con agencias de seguros, abogados y otros involucrados, el proceso puede ser abrumador. Desafortunadamente, una causa de sufrimiento que a menudo se deja en un segundo plano es el dolor crónico que se padece.

Junto con la atención médica inmediata que la mayoría de las víctimas reciben después de un accidente, la atención quiropráctica es crucial para evitar problemas a largo plazo que resultan de un trauma en el cuerpo.

La Atención Quiropráctica es una Solución que No Requiere Medicamentos

A diferencia de los tratamientos médicos tradicionales para el dolor que sigue a un accidente automovilístico, un médico quiropráctico utiliza varias técnicas para realinear el sistema musculoesquelético. Los medicamentos recetados para aliviar el dolor en víctimas de una colisión simplemente tratan los síntomas. La atención quiropráctica, sin embargo, abordará la causa del dolor en sí y evitará la necesidad de medicamentos por completo.

De la misma manera que un automóvil se desalinea, tu cuerpo experimenta un efecto similar en un accidente. La columna vertebral a menudo se mueve de un lado a otro rápidamente, como si si fuera un látigo, de ahí el término latigazo. Este movimiento repentino impuesto a la médula espinal a menudo conduce a hernias de disco y otros daños a los tejidos blandos que rodean la columna.

Los Médicos Quiroprácticos Tienen Varias Técnicas Suaves para Elegir

La técnica de Gonstead es una de las técnicas quiroprácticas más comunes que se utilizan para diagnosticar y solucionar problemas que causan dolor de cuello o espalda. Esta técnica permite a un médico quiropráctico calificado localizar con éxito el área problemática alrededor de tu columna y hacer un ajuste para aliviar el dolor. Este ajuste también reduce la inflamación en las áreas afectadas que podrían estar limitando el rango de movimiento en diferentes partes del cuerpo.

Para aliviar el dolor causado por las hernias de disco, la popular Técnica de Flexión-Distracción es un ajuste que estira suavemente la espalda. Luego, la columna se alinea a medida que se estira la espalda, lo que aborda la fuente del dolor.

Estas técnicas quiroprácticas no solo brindan curación sin la necesidad de medicamentos después de un accidente automovilístico, sino que el cuerpo también libera hormonas que reducen el dolor mientras recibe atención quiropráctica. Esto proporciona un alivio natural adicional a los pacientes que se recuperan y rehabilitan incluso de accidentes menores.

Un médico quiropráctico como la Dra. Keren Gómez puede tratar de manera segura la causa del dolor de las lesiones sufridas en cualquier accidente. Llama a la Dra. Keren Gomez al 305-761-6528 o usa nuestro formulario de contacto en línea para solicitar más información sobre cómo puede aliviar tu dolor.

Leave a Comment