Según el Departamento de Vehículos Motorizados y Seguridad en las Carreteras de Florida, hay alrededor de 200.000 accidentes automovilísticos cada año; lo que se traduce en casi 650 por día. Afortunadamente, la inmensa mayoría de los choques son menores y no resultan en hospitalización. Sin embargo, incluso un accidente que no sea de naturaleza grave puede significar años de dolor crónico para los involucrados.

La evaluación física tradicional después de un accidente automovilístico puede revelar un buen estado de salud, pero hay efectos que la atención tradicional no siempre revela. Los paramédicos en el lugar y el personal médico del hospital pueden diagnosticar huesos rotos u otras lesiones notorias. Muchas lesiones más pequeñas permanecen ocultas en las pruebas y evaluaciones, pero provocan dolor a la víctima.

La Atención Quiropráctica es una Alternativa Natural

Las prescripciones típicas de cirugía y productos farmacéuticos no abordarán muchas de las dolencias del cuerpo al sufrir un trauma. Sin embargo, el cuidado quiropráctico hace que el cuerpo libere hormonas curativas que abordan problemas como la inflamación de forma natural.

La inflamación y otros efectos de lesiones después de un accidente automovilístico pueden tener un impacto importante en la movilidad. Estar bajo el cuidado de un quiropráctico conduce a un aumento de la movilidad en toda la columna vertebral y el cuello, lo que también significa un mayor rango de movimiento en otras partes del cuerpo.

La Atención Quiropráctica Aborda las Causas Invisibles del Dolor

Muchas personas desconocen que el tejido cicatricial puede acumularse internamente después de un trauma y una lesión, incluso por impactos menores. El tejido cicatricial puede causar dolor, rigidez y malestar general. A menudo, estos problemas no se diagnostican y, por lo tanto, la medicina tradicional no puede abordarlos. El cuidado quiropráctico trabaja para romper el tejido cicatricial y brinda alivio al paciente.

Una recuperación más corta y una disminución del dolor en general son beneficios bien conocidos de la atención quiropráctica para quienes experimentan dolores persistentes después de un accidente automovilístico. Un médico quiropráctico también puede disminuir la probabilidad de que las lesiones se conviertan en dolencias crónicas para los pacientes.

Los médicos quiroprácticos pueden determinar la mejor técnica para tratar las necesidades únicas de cada paciente. Por ejemplo, la técnica de flexión-distracción es un procedimiento suave que se utiliza para aliviar la presión sobre los nervios espinales que han sufrido una lesión en un accidente automovilístico. Incluso aquellos que sufrieron una lesión años antes pueden encontrar alivio hoy en día con la atención quiropráctica.

Un equipo experimentado como el de la Dra. Keren Gómez puede ayudar a los involucrados en un accidente automovilístico a encontrar alivio. Llama a la Dra. Keren Gómez al 305-761-6528 o usa el programador de citas en línea para reservar una evaluación hoy.

 

 

Leave a Comment