Regularmente somos testigos de colisiones y choques en comerciales, películas o incluso mientras conducimos por la carretera en la vida real. La regularidad con la que vemos que estos incidentes se desarrollan en la pantalla nos insensibiliza por completo a la realidad de los accidentes automovilísticos.

Si bien podemos presenciar accidentes automovilísticos con regularidad sin mucha repercusión, no hay nada como experimentar uno en carne propia. El arrepentimiento, las dudas y otros pensamientos durante un accidente automovilístico solo agravan las consecuencias físicas y legales.

Los Efectos de un Accidente Automovilístico se Pueden Experimentar en el Futuro

Si bien gran parte de las consecuencias después de un accidente automovilístico se experimenta poco después, también existe un gran potencial de que los problemas físicos se retrasen mucho después de que la víctima piense que está fuera de peligro. Las lesiones sufridas incluso en un accidente automovilístico menor pueden tener efectos duraderos para los involucrados.

En lugar de ser el resultado del dolor, las lágrimas que siguen a cualquier colisión, por menor que sea, a menudo se deben al estrés y la vergüenza que experimentan los conductores en los momentos posteriores a un accidente. Una vez que la conmoción y las emociones desaparecen, las personas se dan cuenta de que su cuerpo ha sufrido un impacto mayor del que se pensaba.

Los efectos físicos típicos de un accidente automovilístico, como latigazos, fracturas, esguinces y otros traumatismos en la región espinal a menudo conducen a problemas mentales y emocionales a largo plazo más adelante. Cuando aquellos que sufren una lesión física eligen curarse esperando que pase o simplemente tratan los síntomas con recetas, a menudo terminan sufriendo de otras maneras.

La Atención Quiropráctica Adecuada Ayuda a los Pacientes a Evitar más Sufrimiento

Aquellos que encuentran un profesional médico que les brinde curación a través de una rehabilitación adecuada tienen menos probabilidades de sufrir efectos mentales y emocionales secundarios de sus lesiones. Las manipulaciones quiroprácticas, por ejemplo, ayudan al cuerpo a liberar químicos antiinflamatorios naturales que reducen la hinchazón y el dolor internos.

Una combinación de inflamación y dolor que se presenta en el cuerpo mucho después del trauma inicial puede provocar la pérdida de movilidad en diferentes partes del cuerpo. Los efectos psicológicos de estas lesiones pueden ser devastadores para la víctima de un accidente automovilístico.

Afortunadamente, existen profesionales médicos como la Dra. Keren Gómez que tienen una buena educación y experiencia en brindar rehabilitación a pacientes que han sufrido una lesión por un accidente automovilístico. Llame a las oficinas de la Dra. Keren Gómez al 954-510-5518 o use el programador de citas en línea para reservar una consulta y aprender cómo la atención quiropráctica adecuada conduce a una curación completa.

Leave a Comment