Sufrir una lesión en el lugar de trabajo puede ser un problema grave. Es un hecho sorprendentemente común: se estima que en los Estados Unidos alguien experimenta una lesión en el lugar de trabajo en promedio cada siete segundos. Parece ser una estadística demasiado frecuente, pero la buena noticia es que la cantidad de lesiones en el lugar de trabajo ha disminuido rápidamente en los últimos cuarenta años.

Por supuesto, esta caída en las estadísticas es de poca ayuda para alguien que realmente ha sufrido una lesión en el lugar de trabajo. Sin embargo, hay varias maneras en que puede recuperarse después de una lesión en el lugar de trabajo, y una forma beneficiosa es a través de la atención quiropráctica.

Cómo la Atención Quiropráctica Puede Ayudarlo a Recuperarse de una Lesión en el Lugar de Trabajo

Incluso si siente que la lesión que sufrió en el lugar de trabajo es de poca importancia, aún debería verse con un médico. Los cortes y los moretones son signos obvios de trauma, pero el efecto del incidente en el resto de su cuerpo no es tan obvio. Necesitará los servicios de un profesional capacitado para asegurarse de que no haya sufrido ninguna lesión interna.

Puede "sentirse bien" después de un resbalón, tropiezo o caída, pero el dolor muscular y esquelético puede tardar en desarrollarse. Semanas después de su lesión, podría encontrarse sufriendo de dolor de espalda o dolor de cuello que simplemente no desaparecerá.

Existe el Potencial de Problemas a Largo plazo si no Atiende el Problema

Para todos los niveles de tensión o dolor muscular o esquelético, el cuidado quiropráctico es la solución perfecta. Tal atención es completamente no invasiva y no tendrá que someterse a un programa de analgésicos adictivos, por lo que no correrá riesgos de dependencia. Una cirugía es otra alternativa, pero puede ser ineficaz y definitivamente es algo que lo dejará fuera de acción mientras se recupera.

Tanto la cirugía como los medicamentos para el dolor son formas de tratar la raíz de su dolor en lugar de identificar la causa subyacente de su dolor. La atención quiropráctica a menudo es más efectiva para aliviar dolor a largo plazo, y ciertamente es más rentable que la mayoría de las otras opciones.

Si necesita la ayuda de un médico quiropráctico, comuníquese con el Dr. Keren H. Gómez. Para hacer una cita, simplemente llame al 305-761-6528 (Dade), 954-510-5518 (Broward) o 561-414-2401 (Palm Beach) o use el formulario de contacto en línea que está disponible a través de nuestro sitio web.

Leave a Comment